Make your own free website on Tripod.com








La Mujer en la obra de Borges y Neruda (Jorge Carrasco)














Home | Jose Barroeta | Leo Zelada | Juan Carlos Galván Vela | Daniel Rafalovich | Jorge Etcheverry Arcaya | Jorge Carrasco | Andrea Victoria Álvarez | Monica Matchornicova | La Mujer en la obra de Borges y Neruda (Jorge Carrasco) | Visceral | Ambrose Bierce | San Francisco and other poetic dreams | Jesus Rafael Soto | Parte II | Quienes Somos | Libro de visita | Galeria de autores | Ediciones anteriores | Enlaces | Contactanos





lamujerenlaobradeborgesyneruda.jpg
















    

 

 Para nadie es un secreto que Borges y Neruda fueron hombres muy diferentes. Muy pocas cosas, más allá de la devoción por la obra de Walt Whitman y  la genialidad, los unían.  Uno, Borges, acomete la labor de expresar el mundo a partir de la erudición y el juego intelectual. Neruda prefiere una absorción material del mundo y rescata del universo cultural sólo su aspecto humano.  

     Una diferencia fundamental fue la presencia de la mujer en sus obras. Virginia Wolf manifestó, a principios de siglo, que los hombres se ocupan más de las mujeres que éstas de los hombres. Esta verdad, extraída de la historia literaria, no se puede retirar con regularidad de las obras de todos los autores.

     Para Neruda el amor entre el hombre y mujer es la fuerza que le da sentido a la existencia. Para Borges, es un elemento más, del cual se puede prescindir sin alterar sustancialmente el curso del devenir humano.

     En la obra de Neruda la mujer es una protagonista esencial. Es la fuente y la depositaria de sus pasiones y es la compañera en sus luchas ideológicas. Así lo plasma en el libro Los versos del Capitán. Y más adelante, cuando el poeta había entrado en su etapa posmoderna, en el libro La espada encendida concibe, en el final de la Historia, la salvación de la especie humana a través de la unión corporal y espiritual del último sobreviviente de la catástrofe terrestre y de la mujer escapada de la ciudad de los Césares. Es decir, dentro y fuera de la Historia, la mujer es una fuerza activa, íntegra, imprescindible.

     Volodía Teitelboim, amigo del poeta y uno de sus biógrafos, sostiene: ¨Al menos entre los poetas contemporáneos en lengua castellana, es el enamorado por antonomasia. Nadie tocó, nadie por escrito se dejó llevar por el amor con tantas ganas, con tanta delicadeza y desvergüenza, con tanta diversidad y obstinación, de principio a fin, de cabeza a pies. El amor le sacudía las entrañas, pasándole siempre su corriente por el alma. Amó a unas cuantas, por no decir muchas. A todas las quiso con una sinceridad que no significa garantía, monopolio ni sinónimo de eternidad. Fue un memorión de sus pasiones. Nutrió con ellas páginas y páginas. A menudo volvió a contarlas, a cantarlas, a revivirlas ¨.

     Y continúa Teitelboim: ¨ En esencia, no le interesa la mujer objeto. Le atrae en ella todo lo que es su personalidad completa. La mujer pone la fascinación, el encantamiento. El pondrá lo demás. Sentará en el trono a la plebeya y convertirá a la fea o a la inadvertida en la más hermosa e importante. Hará de la callada la elocuencia sin palabras, porque la palabra mágica la dirá el poeta tocado por la gracia ¨.

     En cambio, en los cuentos de Borges la presencia femenina es mínima y desconcertante. Algunos personajes (como la pelirroja del cuento El muerto y la Lujanera de Hombre de la esquina rosada) son mujeres que carecen de individualidad, dóciles al hombre que se impone en la pelea o da muestras de mayor coraje. Cada una es un objeto transferible, trofeo al que dirige sus derechos quien se impone en una contienda. Benjamín Otárola, el protagonista de El muerto, sabe que ¨ la mujer, el apero y el colorado son atributos o adjetivos de un hombre que él aspira a destruir ¨.  Son, en suma, fieles ejemplos de la selección sexual postulada por Darwin. 

     En otro cuento, La intrusa, los protagonistas (dos hermanos) comparten el amor de una china. La presencia de la mujer actuó como obstáculo en la relación armoniosa que ambos hermanos compartían. Para volver a la situación anterior los hermanos deciden matarla y así eliminar el motivo de la discordia. La mujer – una pieza sin voluntad ni pudor – será asesinada sin tener conciencia del plan de los hermanos. Alicia Jurado, amiga de Borges y una de sus biógrafas, escribió: ¨Pocos relatos son más atroces que este magnífico cuento, que ninguna mujer puede leer sin indignación y horror ¨. 

     La misma autora agrega: ¨ En muchos relatos no aparece ningún personaje femenino; en otros, pone a las mujeres en escena como un director teatral mandaría colocar un jarrón o una silla, porque agregan verosimilitud al ambiente, pero son borrosas o casuales o, a lo sumo, indiferenciadas y pasivas ¨.

     Los personajes femeninos de Borges, como todos sus personajes, carecen de individualidad. Representan un carácter, un arquetipo, un símbolo, y dentro de la trama cumplen un rol accesorio, salvo la protagonista del cuento Emma Zunz que, movida por su afán de venganza, se hace violar para encubrir el asesinato de quien le quitó el honor a su padre ¨. Un rol nada agradable en un cuento cuyo argumento le pertenece a un amigo de Borges.      

     Pero estamos hablando, sobre todo, de sus obras. En la ficción se permite todo, hasta la incoherencia. El autor de El informe de Brodie fue, en la vida real, un hombre muy dependiente de las mujeres. Su madre, Leonor Acevedo, tuvo una influencia decisiva, condicionante sobre el poeta, al igual que su polémica compañera, María Kodama. Con las mujeres entabló también entrañables lazos de amistad. Las apreciaba por muchas razones y no solamente por su curiosidad intelectual. Con ellas escribió varias obras en colaboración, un hecho poco común en las letras castellanas. Recuerdo, por ejemplo, los nombres de Esther Zemborain, María Esther Vásquez, Alicia Jurado, Margarita Guerrero, Luisa Mercedes Levinson, Silvina Bullrich, Delia Ingenieros, entre otras.

     El caso de Pablo Neruda no es menos contradictorio. El poeta, además de amarlas y respetarlas, las iba desechando a medida que su corazón inconstante lo empujaba a un nuevo rumbo. Todas sus mujeres, momentánea o definitivamente, sufrieron el abandono amoroso. De reinas pasaron a ser recuerdos de un soberano que se afligía por perderlas, pero que respetaba su destino de amante  

omnívoro.

     Enfrentar la vida a la obra permite un conocimiento más fiable del pensamiento real de los autores. En Borges y Neruda está la prueba de que lo irreconciliable se atenúa cuando se toman en cuenta los avatares de su contingencia existencial. La conjetura de que los destinos humanos mantienen entre sí una unidad esencial, aparece repetida en la obra de Borges. En el final del cuento Los teólogos, dice: ¨ Más correcto es decir que en el paraíso, Aureliano supo que para la insondable divinidad, él y Juan de Panonia (el ortodoxo y el hereje, el aborrecedor y el aborrecido, el acusador y la víctima) formaban una sola persona ¨. Los protagonistas (individuos que profesaron en sus vidas ideas antitéticas) van al cielo y se presentan ante Dios, que los confunde.

     Podemos pensar entonces que, en un hipotético cielo, Neruda y Borges sean, más allá de sus diferencias terrestres, una sola persona.                                        

 

jorgecarrasco100x131.jpg

Jorge Carrasco nació en Carahue, Chile, en 1964. Desde 1985 reside en Villa Regina, provincia de Río Negro, Patagonia Argentina. Es profesor de Lengua y Literatura y ejerce su profesión en colegios secundarios de la provincia. Tiene publicados dos libros de poemas (Permanencia de aves y La huella, su andar) y dos libros de cuentos (Maldito lunes y Último carbón de invierno). En narrativa mantiene inéditas dos novelas (El nido de la lluvia y Sombras en el agua) y un libro de cuentos (La votación). En poesía espera edición el libro Primera última palabra.

       Ha dictado charlas y cursos sobre poesía, y elaborado más de cuarenta artículos relacionados con la vida y la obra de Pablo Neruda.

Premios:

_ Seleccionado para integrar la antología Cantar del Sur de la ciudad de Rosario, Argentina, 1986.

_ Primer lugar en el concurso de poesía alusivo a la paz, organizado por la juventud del Rotary Club de Villa Regina, Río Negro 1989.

_ Seleccionado para integrar la antología nacional de cuentos, organizado por la Asociación de Profesionales de la Educación de Formosa (APEF), 1993.

_ Ganador de la Primera Bienal de Arte Joven de la Patagonia, género poesía,1993.

_ Seleccionado para integrar la antología del I concurso nacional de poesía “Miguel de Cervantes Saavedra”, Buenos Aires, 1994.

_ Seleccionado para integrar la antología del III concurso nacional de poesía “Juanele”, organizado por Casa Cultural ARTEIDA de Buenos Aires, 1994.

_ Primer lugar del Concurso Patagónico de Cuentos, organizado por Líneas Aéreas Rionegrinas (SAPSE) y el Centro de Estudiantes de Río negro en Bs. As. (CERNEBA), en 1994.

_ Ganador del Certamen Patagónico de Cuentos de 1998, organizado por la Fundación Banco Provincia del Neuquén.

_ Ganador del XV premio nacional de poesía ¨Plaza de los Poetas José Pedroni¨, Santa Fe, Argentina, 1993.

_ Finalista en narrativa y poesía del Premio Federal de los años 2001 y 2003, con participación de todas las provincias argentinas, organizado por el Consejo Federal de Inversiones (CFI) de Argentina.

_ Ganador del concurso hispanoamericano “Cuentos Políticos”, organizado por la revista literaria digital El Escriba, Buenos Aires, 2005.

_ Seleccionado finalista para la antología hispanoamericana de cuentos del certamen “Almafuerte”, editorial Bellvigraf, Argentina, 2005.

_  Seleccionado finalista para la antología hispanoamericana de cuentos “Letras en la piel”, de Editorial Mis Escritos, Buenos Aires 2005.

_ Tercer lugar en el concurso hispanoamericano de poesía “Letras en la piel”, Buenos Aires 2005.

_ Ganador del concurso Cuento del Mes, de la web Escritores cl., 2006.

_ Ganador del concurso internacional “Chile con mis ojos”, organizado por Televisión Nacional de Chile, que contó con el patrocinio de la Fundación Pablo Neruda y de la Academia Chilena de la Lengua, 2006.

_ Finalista del concurso “Mis cuentos”, organizado por la web del mismo nombre, de España, 2007.

 

     Publica artículos literarios en el diario Río Negro (General Roca) y El Liberal (Santiago del Estero).

 

 

Contactar con el autor

.
 
 
 
 
















Herederos del Caos Jose Barroeta Leo Zelada Juan Carlos Galván Vela Daniel Rafalovich Jorge Etcheverry Arcaya Jorge Carrasco Andrea Victoria Álvarez Monica Matchornicova La Mujer en la obra de Borges y Neruda (Jorge Carrasco) Visceral Ambrose Bierce San Francisco and other poetic dreams Jesus Rafael Soto Parte II Quienes Somos Libro de visita Galeria de autores Ediciones anteriores Enlaces Contactanos
 
 
 
 

Los derechos de los trabajos publicados en Herederos del Caos  corresponden a sus respectivos autores y son publicados aquí con el consentimiento de los mismos. Se prohíbe la reproducción múltiple sin la autorización previa.

 

Copyright©Herederos del Caos 2006-07

herederosdelcaos@mail.com

 

 

Heirs of Caos is a noprofit Cultural proyect. Which Promotes a Artistic works with an emphasis on poetry and fiction. Heirs of caos receive no monitary benefit for their publication. All projects remain property of their individual creators

 

bannercreacion.gif

.
 
 
 

margencero.jpg

sanesociety.jpg

remes2.jpg